Controlar los gastos de la obra para asegurar el éxito en la construcción de tu casa

Controlar los gastos de la obra para asegurar el éxito en la construcción de tu casa

Controlar los gastos de la obra para asegurar el éxito en la construcción de tu casa

Es muy común escuchar que la gente tiene temor de iniciar la construcción de su casa porque no sabe cuándo terminará y cuánto dinero gastará en la obra. ¿Cómo hacer para mantener bajo control los gastos durante la construcción de una casa?

Si bien es imposible saber con exactitud el plazo de ejecución de una obra y la inversión total de la misma, existe la posibilidad de estimarlos con cierto grado de precisión. La exactitud en la estimación de ambos parámetros dependerá del tiempo dedicado al estudio del proyecto y a la elaboración del presupuesto.

Hay varias formas de presupuestar una obra:

1 – Utilización de valores de referencia por metro cuadrado.

2 – Presupuestar subcontratos y estimar un porcentaje adicional para materiales.

3 – Cómputo y Presupuesto por rubro.

Presupuesto por metro cuadrado

El primer método es el que menos posibilidad de exactitud presenta, consiste en calcular la superficie de la vivienda proyectada y usar estimaciones de costos dadas por los colegios profesionales o publicaciones de arquitectura. Si el colegio profesional estima $52.000 por metro cuadrado y su vivienda es de 100m2, el costo del proyecto es de $5.200.000. En todos los casos se publican los porcentajes de incidencia por rubro y se podrá saber qué porcentaje corresponde a la mano de obra y cuál a los materiales, se sabrá que 50% corresponden a la mano de obra y el otro 50% son los materiales, pero sin mayor detalle que eso. Este método es muy útil para hacer estimaciones preliminares pero no tanto para la etapa de construcción.

Presupuestar por tanto y agregar porcentaje para materiales

El segundo método es un poco más detallado ya que involucra a los diferentes subcontratistas y se les pide a ellos que presupuesten el costo de la mano de obra para albañilería, instalaciones complementarias y revestimientos. A partir del total de mano de obra se estiman los gastos para materiales como un porcentaje de la misma. Cuando se trabaja con este método de contratación, se tiene la tranquilidad que el monto total de mano de obra queda fijo de antemano y por la duración de la obra, pero el consumo de materiales queda totalmente indeterminado y las variaciones en el consumo puede ser significativa.

Cómputo y presupuesto por rubro

El tercer método consiste en calcular la cantidad de cada tipo de obra a realizar, por ejemplo, metros cúbicos de cimientos, metros cuadrados de pared de ladrillo común, etc., así con cada uno de los componentes de una vivienda, para luego calcular el consumo de materiales para cada uno de esos rubros. Si bien el consumo de materiales no se conoce con exactitud hasta el momento de la ejecución, siempre se tienen en cuenta porcentajes para desperdicios, mermas, recortes, etc., que permiten estimarlos con cierta precisión. Con la lista completa de materiales se procede a valorizar cada uno con precios vigentes en el mercado. Del mismo modo se conoce el total horas hombre necesarias para cada tarea y en función de eso calcular el monto de mano de obra detallado.

Este último método es el que más tiempo de elaboración demanda al profesional, también es el que provee mayor cantidad de información, lo cual permite tomar mejores decisiones como por ejemplo:

– Con la lista de materiales completa se puede pedir presupuesto a los proveedores, y hacer acuerdos de acopio.

– El precio de referencia sirve como guía a la hora de comprar, ya que muchas veces ante la variedad de la oferta se tiene la tendencia a comprar lo más caro.

– Conocer la duración de cada tarea permite elaborar un plan de trabajo, la cantidad de semanas que demandará la obra es un dato importante para el cliente, ya que le permitirá controlar el avance y los pagos.

– La programación de tareas permite saber el momento en que será necesario comprar los materiales y pagos a subcontratistas. El flujo de fondos de la obra da al cliente información que le permitirá planificar las erogaciones.

¿Cómo puede el propietario hacer el control de los gastos de la obra?

Ya sea que se tenga información de presupuestos, precios, plazos, etc. o no, el propietario siempre puede llevar control de los gastos de la obra. El método más sencillo es anotar todos los gastos en un cuaderno, hacer una planilla con la fecha, el nombre del proveedor, una descripción de la compra y el importe, se deberán anotar TODOS los gastos referidos a la obra, y si es posible clasificarlos entre Mano de Obra, Materiales e Impuestos.

Semanal o quincenalmente se podrá hacer un control de los gastos, comparando con la previsión hecha al inicio de la obra, dejar pasar el tiempo sin sumar los gastos y controlarlos sólo hará que los desvíos sean difíciles de corregir.

Este mismo cuaderno sirve armar una agenda de proveedores, si anotamos allí a quien se le compro cada material y detalles básicos, como por ejemplo, el código del color de la pintura de las paredes, lo cual facilitará el mantenimiento de la vivienda una vez habitada.

En ECOS INGENIERIA hacemos el presupuesto detallado de la obra, donde especificamos la cantidad de tareas y materiales, con precios estimados, así el control es mucho más efectivo. Nosotros registramos todos los pagos que recibimos del cliente y todos los gastos que hacemos para la obra. Anotamos fecha, proveedor, detalle de la compra e importe. Una vez por mes entremos al cliente el detalle de pagos mensual y una planilla de Seguimiento de la obra, donde se vuelcan los pagos agregados por rubro del presupuesto para hacer un control del avance de la obra en porcentaje de tareas realizadas y un control de los pagos hasta el momento de modo tal de asegurar el cumplimiento del presupuesto y el plazo de obra.