Cómo ahorrar sin resignar calidad al construir tu casa

Cómo ahorrar sin resignar calidad al construir tu casa

Al pasar a la etapa de Presupuesto, pensamos en cómo podemos hacer para que el dinero que teníamos pensado invertir alcance para concretar el proyecto, comprar las cortinas y pagar la mudanza.

Generalmente, el costo de total de una vivienda se divide en 40% para la mano de obra y 60% para los materiales.

Con respecto a la mano de obra, hay que elegir siempre contratistas responsables que tengan buenas recomendaciones, que nos den la tranquilidad de que los trabajos serán realizados correctamente, en el plazo fijado y dentro del precio pactado.

Siempre que las condiciones anteriores están dadas, se podrá optar por contratar al proveedor mas económico. Pero no es recomendable elegir a los contratistas sólo por el precio, esa suele ser una mala decisión, porque el ahorro que se puede obtener en el precio de la mano de obra puede resultar en mayores gastos si la obra se retrasa y mucho peor si los trabajos no son realizados correctamente. Los peores errores son los que no se ven, porque sus consecuencias serán detectadas por el propietario algún tiempo después de vivir en su casa, y generalmente son problemas mas difíciles de resolver (humedad, grietas, mal funcionamiento de las instalaciones, etc.).

Consejos para ahorrar en el rubro Materiales

Hacer acuerdos para acopio de materiales.

La modalidad de acopio la ofrecen la mayoría de los proveedores de materiales para la construcción. Consiste en hacer un pago inicial con el cual se fijan los precios al momento del pago y se obtiene generalmente un descuento, que suele ser del 10%. Para aprovechar todo el potencial de ahorro del acopio, es necesario anticipar la cantidad de materiales que se van a comprar en el comercio, este dato se obtiene del cómputo de materiales, para no entregar dinero de mas. Es muy importante seleccionar correctamente al proveedor, aquel que tenga trayectoria en el mercado. Los materiales se retiran al momento de ser usados en obra, se lleva un control de las entrega y de los saldos pendientes.

Buscar precios en diferentes comercios.

Una vez determinada la lista de materiales necesarios para la vivienda, el propietario puede dedicar tiempo a la búsqueda del precio mas conveniente para cada producto. Todos los materiales pueden definirse concretamente, dando las especificaciones para cada uno, por lo que se pueden pedir precios en diferentes comercios y compararlos, teniendo en cuenta también el plazo de entrega y los fletes necesarios. Esta es una actividad que demanda esfuerzo, y para la cual hay que ser ordenados en el archivo de los presupuestos y consistente para reclamar aquellos presupuestos pedidos.

Aprovechar ofertas puntuales y beneficios en la forma de pago.

En los últimos años, las cadenas de comercios y los bancos ponen al alcance del consumidor promociones muy convenientes por períodos muy cortos o para casos específicos. El propietario conoce las promociones que suele hacer su banco y puede mantenerse al corriente de las promociones que publiciten los comercios relacionados a la construcción, de modo tal que conociendo la lista de elementos necesarios, puede comprarlos en el momento de la promoción y guardarlo hasta que se usen en su casa.

Este tipo de ahorros puede aprovecharse especialmente en la grifería, artefactos de iluminación, y demás materiales que son de alto precio y que se pueden almacenar ocupando poco espacio. Si se trata de pinturas, pisos y revestimientos, artefactos sanitarios, electrodomésticos, etc., materiales que son más difíciles de guardar y transportar, es conveniente estar al tanto de estas promociones para aprovecharlas en el momento oportuno. Si bien muchos proveedores no hacen promociones puntuales con tanto descuento, la mayoría de los comercios suele hacer descuento por pago en efectivo, generalmente del 10%, lo cual es muy conveniente, más aún sabiendo que no hay que correr detrás de la promoción.

Comprar materiales alternativos.

Algunos materiales, como suelen ser los revestimientos, se pueden buscar remanentes, saldos o 2º selección. Es común que los comercios tengan saldos de partidas de pisos o revestimientos de pared de pocos metros cuadrados, que pueden ser suficientes para cubrir las necesidades de la obra, o bien pueden servir para hacer combinaciones o detalles decorativos, quizás comprar un saldo de un piso de alto precio para hacer una guarda, etc. Otra posibilidad es comprar un piso con fallas, lo que se denomina habitualmente 2º selección, teniendo en cuenta que se deberá comprar un porcentaje adicional para cubrir esas fallas y que la dedicación del colocador será mayor para descartar las piezas o trozos defectuosos, pero al final el ahorro es importante.

En otro tipo de materiales se puede optar por comprar la 2º marca de un determinado fabricante o elegir productos que son más económicos pero de igual calidad que las primeras marcas, más conocidas y mas promocionadas. En algunos casos puede comprarse productos de igual calidad a fabricantes locales.

En todos los casos, los mejores resultados se obtienen cuando el propietario y el profesional trabajan juntos, el uno aportando tiempo y dedicación a la búsqueda de precios convenientes y promociones y el otro aportando la información necesaria para tomar la mejor decisión en cada caso.

Escribinos para hacer realidad tu proyecto.